PORSCHE

HISTORIA

Ferdinand Porsche fue un ingeniero automovilístico con más de mil patentes a su nombre, y el cual jugó un importante papel en el desarrollo de aviones y la construcción de tanques. En 1920, era jefe de ingenieros en la compañía Mercedes-Benz, y más tarde formó su propio grupo de ingenieros. En estos primeros años diseñó, entre otras cosas, el Volkswagen. Actuaba como jefe de operaciones en la planta donde el Volkswagen se fabricó, y después de la guerra fue detenido por los aliados.

Fue liberado unos años después e inmediatamente empezó a trabajar construyendo su primer coche  con su hijo, Ferry Porsche. Este coche fue llamado Porsche 356 y fue un deportivo con un cierto parecido al Volkswagen. Distinguido por su cuerpo elegante e innovador, el Porsche 356 fue primero producido como un convertible, y posteriormente como un vehículo de techo fijo.

Seguidamente aparece el 911, el cual es fácilmente reconocible, teniendo cierta reminiscencia con el 356. Desde el punto de vista funcional y técnico compartía bastante en común con el BMW 1500, pero manteniendo las funciones distintivas del Porsche original. El 911 se convirtió en la piedra angular de la identidad de Porsche, aunque su diseño no fue siempre apreciado.

Durante los años setenta y ochenta, muchos diseñadores de Porsche intentaron distanciar el diseño de lo que había sido tradicional en la compañía y casi la lleva al desastre.

Porsche Carrera GT

Con el desarrollo del Carrera GT, Porsche AG no sólo ha desvelado las posibilidades tecnológicas que existen hoy para la construcción de deportivos, sino que con este ‘superdeportivo’ de altas prestaciones muestra la tecnología que Porsche podría desplegar en el futuro. El coche hará su debut en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, donde se expondrá al público por primera vez.

A primera vista, las ópticas y el resto del conjunto delatan que sus orígenes provienen de la competición. El último deportivo de la casa posee un nuevo motor pura sangre. La mecánica de diez cilindros con lubricación por cárter seco está basada en el motor V10 de aspiración normal de 5.5 litros que fue desarrollado específicamente para actividades de competición. Para Porsche Carrera GT Versión 2003favorecer la producción en serie, los ingenieros y técnicos del Centro de Desarrollo de Weissach han incrementado la cilindrada a 5.7 litros. La potencia máxima es de 612 CV a 8.000 rpm, con una cifra de par de 590 Nm.

El Porsche Carrera GT se sitúa en una nueva dimensión en materia de prestaciones. Alcanza una velocidad máxima de 330 km/h y acelera desde 0 a 100 km/h en sólo 3.9 segundos. El Carrera GT obtiene una cifra récord en aceleración de 0 a 200 km/h, cifra que alcanza en 9,9 segundos. La caja de cambios manual de seis marchas, desarrollada específicamente para este nuevo coche, proporciona una optima transmisión de la potencia del motor.

Las especificaciones del vehículo demandan una estructura ligera y consistente, lo que evidenció una mayor concentración por parte de los ingenieros en los aspectos esenciales de un coche deportivo. La longitud total es de 4,61 metros, su anchura alcanza 1,92, la altura máxima es de 1,16 metros y la distancia entre ejes de 2,73. El peso neto es de 1.380 kg.

Se desarrolló y utilizó por primera vez -tanto para vehículos de competición como de calle- un nuevo concepto de estructura: tanto el monocasco como el bastidor situado debajo de la carrocería están realizados en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). Su unión formal y funcional distingue a este compuesto de todos los desarrollos anteriores. Porsche ha solicitado el registro de patente para este nuevo concepto, absolutamente pionero e innovador. El carbono es el único material que, tras complejos procesos, puede superar los requisitos necesarios para combinar prestaciones y la más elevada dinámica de marcha, con un peso mínimo y la máxima rigidez.

Con una velocidad que supera con holgura los 300 km/h, la aerodinámica desempeña un papel crucial. Para conseguir los más altos coeficientes de fuerzas ascensionales negativas, el Carrera GT tiene un diseño aerodinámico de los bajos que sólo puede encontrarse en prototipos de competición. Los bajos de la carrocería están totalmente recubiertos en fibra de carbono y proporcionan un efecto de succión adicional por medio del difusor y los canales de flujo de la zona posterior.

El Carrera GT monta frenos de discos cerámicos Porsche. (PCCB) Porsche ofrece estos sofisticados componentes desde 2001 y es el primer fabricante del mundo en utilizarlos como elemento estándar en un coche de serie (GT2). La marca alemana ha desarrollado otra innovación mundial, ésta se ocupa de la transmisión de la potencia: el PCCC, Embrague Porsche de Compuesto Cerámico. La elevada eficacia del PCCC (Porsche Ceranic Composite Clucht), sus reducidas dimensiones y su alta durabilidad, sitúan a este embrague como un referente tecnológico en la industria automovilística.

Las llantas ultraligeras de magnesio se fabrican con un proceso de forjado especial y se utilizan por primera vez en un vehículo de serie. Los neumáticos -de huella extra ancha- fueron desarrollados especialmente para el Carrera GT. Las dimensiones son de 265/35 ZR 19 delante, y 335/30 ZR 20 detrás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: